Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Salou.com
Ocio, turismo y fin de semana
Cómo llegar y cómo ir de Salou a... Cómo llegar y cómo ir de Salou a...
Hoteles y Aparthoteles Hoteles y Aparthoteles
Apartamentos de alquiler Apartamentos de alquiler
Campings Campings
Playas y playas nudistas Playas y playas nudistas
Dónde comer Dónde comer
Qué ver y conocer Salou Qué ver y conocer Salou
PortAventura y mucho más PortAventura y mucho más
Guía comercial y de servicios Guía comercial y de servicios
La Noche La Noche
Rutas y excursiones Rutas y excursiones

Salou / Información / Qué ver y qué visitar

Ruta de las medinas



Mont-ral
Ruta de las medinas



 Recorrido por la Cataluña interior y las tierras de la Franja de Ponent que descubre el pasado islámico de cinco comarcas: la Noguera, el Segrià, la Ribera d'Ebre, Baix Ebre y el Baix Cinca. El eje formado por los ríos Segre-Cinca-Ebro estructura este territorio mediante un binomio muy presente: la ciudad y la huerta urbana. Cada uno de estos ríos en su curso medio y bajo una o más ciudades que aseguran el control de unos territorios con un alto rendimiento económico. Así, el Segre cuenta con los núcleos de Balaguer (Balagî) y Lleida (laricio), mientras que en el Cinca, también conocido como el Río de los Olivos (Nahr az-zaitún), encontramos núcleos como Monzón (Munt Shun) y Fraga ( Ifraga). El Ebro cuenta, en la zona que nos ocupa, con una importante fortificación que progresivamente se convertirá en una ciudad como es Mequinenza (Miknása) y una gran ciudad como Tortosa (Tartusha), que controla el tramo final del curso fluvial y la área costera. Los dos ejes temáticos que configuran este itinerario son: la vida en las ciudades islámicas de la frontera (s. X-XII), incluyendo la base agrícola que se encontraba en la raíz de su existencia, y la evolución de las comunidades musulmanas que vivían bajo el dominio cristiano (mudéjares y moriscos) hasta su expulsión a inicios del siglo XVII. En este territorio, se materializa el esplendor cultural y artística de la sociedad andalusí de frontera. Aquí encontraremos desde los vestigios de los esplendorosos palacios taifas hasta las delicadas manufacturas de los artesanos locales, sin menospreciar el evolucionado urbanismo o la sencilla comodidad de unas viviendas invariablemente organizados alrededor de un patio central, en medio del cual siempre encontramos un pozo . Balaguer Se accede desde Lleida tomando la C-13 en dirección NE hacia la Seu d'Urgell. Museu de la Noguera. Es el único museo de Cataluña especializado en el período del Islam andalusí. Hay la exposición permanente Hisn Balagî-Balaguer. De la medina en la ciudad hace un repaso desde los orígenes de este núcleo urbano hasta convertirse en la capital del condado de Urgell. Casco histórico. De la época medieval, conserva el mercadal, porticado, y algunas calles y plazas también porticadas en el interior de la muralla condal. Pla d'Almatà (714-739). Recinto amurallado que es el yacimiento andalusí más interesante de Cataluña. Fue construido para servir de alojamiento y puente de apoyo para los ejércitos musulmanes que, a través del valle del Segre, emprendieron la conquista del S de Francia a inicios del siglo VIII. Son visibles 24 torres de defensa y buena parte de los lienzos de muro. Las excavaciones realizadas muestran el interior de este recinto, donde destaca la gran superficie de algunas viviendas excavados (entre 200 y 300 m2), un sector dedicado a la producción de cerámica y una necrópolis. Castillo de Formós (897-898). Este castillo fue construido para controlar el territorio circundante. Ejerció esta función hasta que, a mediados del siglo XI, su interior fue profundamente remodelado para instalar en ella el palacio del soberano taifa de Lleida. Tras la conquista feudal, del 1095 al 1101, se convirtió en residencia de los condes de Urgell, los que el condicionaron como sede del palacio principal. Fernando de Antequera ordenó la supresión de esta casa condal y la demolición de este palacio en 1413. Las estructuras correspondientes al palacio de época taifa han sido parcialmente sacadas a la luz por las excavaciones. Lleida La Suda. Entre los años 800-809, Luis el Piadoso hizo una incursión y destruyó la ciudad, que fue reconstruida y fortificada el 883-884. Entonces, se construyó el alcázar de la Suda, en la Roca Soberana y la mezquita. Es uno de los pocos castillos de origen islámico que se han conservado, aunque fue transformado posteriormente por los cristianos. La Seu Vella. La mezquita erigida en la misma época que el alcázar de la Suda se convertiría más tarde, bajo la dominación cristiana, Santa María la Antigua de los claustros de la sede vieja, donde destaca la Puerta de la Anunciata. Seròs Se accede por la salida 4 de la AP-2. Monasterio de Vinganya. Seròs estuvo poblada por moriscos y fue reconquistada en el año 1149. En 1201 se fundó este antiguo monasterio trinitario, situado en la orilla izquierda del Segre, cerca de la confluencia con el Cinca. Fue el primer monasterio de la orden. Desde el 1236, se convirtió en monasterio trinitario femenino hasta el 1529, año en que volvieron los religiosos, que se mantuvieron hasta la exclaustración de 1835. En Seròs, está también el antiguo palacio señorial de los Montcada, marqueses de Aitona, que fueron señores jurisdiccionales del lugar. Fraga Se accede desde Seròs tomando la carretera C-45 hacia el N. Casco histórico. Durante la época musulmana, fue una importante población dentro del valiato de Lleida. Conquistada en 1149 por Ramón Berenguer IV, se convirtió en señorío en parte de los Montcada y en parte de los templarios (baronía de Fraga). A pesar de la división de Jaime I, la villa se mantuvo dentro del Principado probablemente hasta finales del s. XV. Su población fue mixta, moriscos y cristianos viejos, hasta la expulsión de los moriscos en 1610, momento en que la villa entró en decadencia. El casco antiguo se extiende a la orilla izquierda del Cinca, y hasta finales del s. XV había existido un barrio judío. Entre los edificios más notables, destaca la iglesia de San Pedro, construida encima de una mezquita, que conserva una parte del edificio románico (siglo XII) y su característico campanario de estilo mudéjar. Hay que mencionar también el palacio del Gobernador y las casas Junqueres, Monfort y Forada. Mequinenza Se accede por la N-211 en dirección S. Castillo. Fue construido en la época medieval en lo alto de la sierra del Castillo (245 m de altitud), un magnífico observatorio de control de la confluencia del Segre con el Ebro, enmarcado dentro del estilo gótico. Esta edificación responde esencialmente a las necesidades de fortificación y fue reforzada en los siglos XVIII y XIX con obras defensivas. Ha sido restaurada recientemente. Ascó Para acceder, se reanuda la carretera de Seròs (la C-45) hacia mediodía y se sigue, desde Maials, por la C-12 en el mismo sentido de la marcha. Casco histórico. Probablemente, esta villa fue en época islámica un castillo que guardaba un paso del Ebro. En 1151, el lugar quedó en poder de los cristianos y el castillo perteneció a la Orden del Temple. La población musulmana permaneció hasta 1610, cuando fue decretada su expulsión. De las once familias que quedaban, siete fueron autorizadas a quedarse. El número de antropónimos de origen árabe aún hoy es apreciable. Miravet Para acceder, se continúa a mediodía por la C-12 y, en Móra d'Ebre, se toma la T-324 también hacia el S. Castillo. Esta fortaleza fue construida entre los siglos X-XI para asegurar el control sobre un tramo del río Ebro. Fue uno de los reductos más fuertes del sector meridional de la Cataluña nueva. En 1153, fue conquistada por el conde Ramón Berenguer IV, que le otorgó a la Orden del Temple, que la construyó de nuevo e hizo un poderoso centro templario. El castillo se estructura a partir de un gran cuerpo situado en el extremo occidental de factura mayoritariamente andalusí. Destacan las tres torres y una cisterna de origen andalusí. Los cuerpos situados en el N y al E corresponden a la reforma templaria del siglo XII. Xerta Se accede retomando la C-12 en dirección S. Azud de Xerta. La villa, citada ya en el año 1149, formó parte del término de Tortosa, pero hubo menudo discusiones entre los xertolins y las autoridades tortosinas debido a los impuestos. Finalmente, consiguió el título de villa y la separación de Tortosa en el año 1628. A unos 3 km de la villa, río arriba, está el azud de Xerta, de unos 310 m de longitud, que da origen al canal de la derecha del Ebro y el canal de la izquierda del Ebro . Fue iniciado ya en época islámica y condicionado a mediados del s. XIX para los canales de regadío. Fue inaugurado en 1857. Tortosa Se accede por la misma C-12 siguiendo el curso descendente del río Ebro. La Suda. Tortosa fue conquistada por los árabes entre los años 713-718 y se convirtió, a finales del s. X, la capital taifa de Tortosa. Este período autonómico coincidió con la revitalización económica y cultural de la ciudad. El acrópolis fue transformada en fortaleza árabe: la Suda. Conocida también como castillo de San Juan, esta fortaleza, construida en los siglos IX-XII para proteger la ciudad y su puerto fluvial, preside la ciudad. En época taifa, posiblemente acogió un palacio parecido a los de Balaguer o Lleida. La ciudad capituló en 1148 y el dominio señorial fue repartido: se otorgó a la Orden del Temple y Guillem Ramon de Montcada la tenencia de la Suda. Ha sufrido importantes modificaciones en el transcurso de los años. En 1972, se convirtió en Parador Nacional de Turismo y la intervención afectó de forma decisiva las estructuras andalusíes. La fachada occidental conserva siete torres que, aunque han sido rehechas, aún guardan las distancias y la alternancia del mundo andalusí. Al SO, se conservan los restos de la maqbara, necrópolis formada por diferentes tipos de enterramientos. Tesoro de la catedral. La catedral es de estilo gótico y se empezó a construir en 1347. La fachada se finalizaría entre los años 1728 y 1757. Del gran patrimonio y tesoro de la catedral, se conservan el tapiz medieval de La Santa Cena, atribuida a José Ribera, una arqueta árabe de madera y marfil, la platería del altar mayor y el pequeño de los dos relicarios de la Cinta. Archivo y Biblioteca Capitular. Situados dentro del mismo recinto de la sede, actualmente en restauración, guardan notables códices medievales. Fin del itinerario. Comarcas: Baix Ebre | Noguera | Tarragona | Segrià Distancia: 216.0 km Señalización: Sí Duración: 48 h Temas: Cultura Tipologías: Patrimonio cultural     Ver restaurantes aqui Ver hoteles aqui Criterios de uso de las rutas Fuente: Generalitat de Catalunya. Dirección General de Turismo / Dato de actualización: 24/03/2006    



Etiquetas: costa dorada, mont-ral, sitios de interés, qué ver y qué visitar en salou, qué ver y qué visitar en cambrils, qué ver y qué visitar en tarrragona, qué ver y qué visitar en reus, qué ver y qué visitar en la pineda playa
SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN POR CORREO ELECTRÓNICO
* Nombre y Apellidos * Consulta
Teléfono
* Correo Electrónico
*Acepto las Condiciones de Uso
*
Volver
Reserva de hoteles
+ Salou.com